5 años después seguimos pidiendo justicia por Hernán.

El 28 de septiembre del año 2016, en el aniversario 125 de nuestra institución un grupo de hinchas de Peñarol se encontraba en la plaza principal de la ciudad de Santa Lucía, Canelones, festejando este acontecimiento cuando 17 "hinchas" de Nacional que habían salido de la sede de dicha institución 8 de octubre y Jaime Cibils arremetieron contra ellos con un objetivo claro: acabar con sus vidas para robar banderas, que a posterior serían guardadas en las instalaciones del club, y que a cambio de ellas, obtendrían algunos beneficios como dinero, entradas y la posibilidad de viajar al exterior para acompañar a su club. Los mismos lograron su objetivo, con armas de fuego hirieron a Sebastián Enciso y Hernán Fiorito. Afortunadamente para Sebastián no acabaron con su vida pero si le generaron secuelas que padece hasta el día de hoy, mientras tanto Hernán Fiorito no corrió con la misma suerte, lamentablemente días después falleció a causa de los disparos.

Al día de hoy, 15 de los 16 procesados por este cobarde acto quedaron en libertad. Los imputados recuperaron la libertad al apelar a un artículo de la Justicia uruguaya que indica que si no hay acusación por parte de la Fiscalía la prisión preventiva cae tras dos años de detención.

El 8 de Enero de 2019 se informó que, en el juzgado de Montevideo, se extraviaron los expedientes que investigaban la presunta responsabilidad de dirigentes del Club Nacional de Football en el caso «Santa Lucía». Esto ocurrió a días de la liberación de los acusados del asesinato de Hernán y, casualmente, del cambio de dirigentes en la institución alba.


Los hinchas de Peñarol jamás olvidaremos a Hernán y seguiremos pidiendo justicia.

Hoy su familia continua llorando su deceso mientras que los asesinos andan sueltos libremente como si nada hubiese ocurrido.

Agradecimientos: padreydecano.com y Franco Trucce por brindarnos información.

102 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo