La ilusión que nos condena

Peñarol igualo 0-0 ante Cerro Porteño en el Estadio Campeón del Siglo, quedando sin chances de progresar a los octavos de final de la Copa Libertadores por onceavo año consecutivo.


Foto:Diario del Este


Otro año más donde volvemos a quedar afuera, pero este año es diferente. Todo arrancó con una pretemporada muy buena, hasta ganando un clásico inclusive, el inicio del campeonato fue malo pero otro clásico ganado maquilló el estado del equipo. En el medio de toda esta situación en el campeonato, que metíamos alguna que otra victoria y mucho empate y alguna derrota llega el debut de la Copa. Hasta el momento el funcionamiento de Peñarol era pésimo pero la ilusión estaba y desde que arrancó la Libertadores todo fue malo.


En la Copa nunca competimos, desde aquel día del debut en Santa Fe vs Colon hasta hoy vs Cerro Porteño en el CDS, nunca estuvimos a la altura en actitud y futbolísticamente. El equipo de Larriera se va de esta Copa siendo el conjunto con menos tiros al arco en toda la Copa y teniendo al golero en el top 5 de arqueros con mas atajadas. Aparte de estas estadísticas preocupantes, lo que mas bronca le da al hincha son las formas, porque si bien nunca estuvimos ni cerca de estar al nivel del certamen, ni del grupo (el más fácil de la copa), desde lo popularmente dicho, los huevos, nunca aparecieron, nunca hicimos valer lo que somos, estos jugadores le faltaron el respeto a la historia y a la hinchada que siempre estuvo, muchos caminando en los 2T, mirando en vez de marcar, físicamente destruidos, muchos sin aguantar la presión, y muchos sin entender el contexto de que ES LA LIBERTADORES Y ESTO ES PEÑAROL, a muchos parecía que les importó muy poco. El aurinegro queda afuera en el grupo mas accesible de todos, donde pelean para ver quien es peor, donde nos ganan dos partidos con goles DE LATERAL. Muchos juegan por lo que hicieron en Peñarol, caso Aguirregaray o Arias, y no por actualidad, y otros porque el plantel es tan corto que ni suplentes tienen y es lo que hay. Los que se salvan a mi criterio, son el capitán Gargano, Dawson y los pibes del club.


Así como hablamos de la responsabilidad de los jugadores, también hay mucha responsabilidad de los dirigentes, que como decía anteriormente, con tal de no invertir para ahorrar, quedaron con un plantel cortísimo y sin el nivel de siquiera, pelear el 2do puesto de este grupo paupérrimo. Y después el DT, que desde Febrero se lo nota muy perdido, sin lograr encontrarle una idea de juego a este equipo, donde un día jugadores ven el campeonato uruguayo en la tribuna y al otro les da la responsabilidad de salvarle las papas en la copa, donde sigue apostando con tipos que no dan la talla, etc. Es un rejunte de cuestiones que nos llevaron a un final anunciado. Ahora hay que hacer una autocrítica gigante, dejar ir a jugadores que ya no dan la talla y le faltan el respeto a esta gente con lo que muestran dentro de la cancha e invertir en otros que por lo menos puedan salir campeones de este (pésimo) campeonato uruguayo y tratar de no pasar vergüenza en la Copa Sudamericana.

39 visualizaciones0 comentarios